Revisión de la Ligue 1 | La persecución de la Liga de Campeones es feroz, la inconsistencia deja la carrera abierta MEAS MAGZ


Los tres empates consecutivos del Paris Saint-Germain en la Ligue 1 deben haber sido mucho más preocupantes para los líderes de la liga de lo que realmente fueron. Sin embargo, el Stade Brestois sufrió su primera derrota desde noviembre. parisinos Terminó el fin de semana con una diferencia de 10 puntos sobre el actual 2º puesto.

Todo esto está llevando a una turbia pelea por el título en Francia. Incluso cuando el PSG finalmente tartamudea y se tambalea al borde de la agitación interna, ninguno de sus rivales inmediatos puede aumentar la presión sobre el lado de Luis Enrique. Aún así, al observar el grupo reunido justo debajo del título, vemos que se está construyendo algo emocionante a medida que el sprint de final de temporada da sus primeros pasos.

La diferencia entre el segundo y el noveno lugar es de 11 puntos, lo que le da a cada uno de estos equipos una base razonable para clasificarse para el fútbol europeo la próxima temporada, pero tres de estos equipos aún se clasificarán. Cada fin de semana está lleno de partidos importantes, y poco menos de la mitad de la liga busca darle un vistazo a sus rivales más cercanos.

Y con la ampliación de la Liga de Campeones de 32 a 36 equipos, Francia tendrá una plaza extra y, cuando resten nueve partidos, la batalla por el torneo más prestigioso de Europa habrá terminado. Parece que va a empeorar.

La única constante en la Ligue 1 es la inconsistencia.

La batalla del PSG por los tres puestos restantes de la Liga de Campeones se decidió esta temporada por sorprendentes inconsistencias entre los equipos que se encuentran debajo de los líderes de la liga.

La temporada pasada, RC Reims y Olympique de Marsella representaron a los mejores equipos restantes en la clasificación para la Liga de Campeones, ya que estaban claramente un paso por encima del resto de la competición. Sin embargo, este año no hay separación ya que existe una enorme falta de coherencia dentro de la mayoría de los equipos.

La mayoría de las formas asombrosas parecen estar construidas sobre una torre en la arena, pero todo lo que se necesita es un mal resultado para que todas las piezas cuidadosamente colocadas caigan al suelo. El Stade Rennais, por ejemplo, llegó al partido contra el PSG con la sensación de que su equipo finalmente daría un fuerte paso hacia el podio después de ganar siete partidos ligueros consecutivos.

Un duro penalti propinado a los líderes de la liga en los minutos finales le dio al Rennes el empate, pero algo se perdió en el proceso. Una sorprendente derrota ante el FC Lorient, que luchaba por el descenso, el fin de semana siguiente, no hizo más que reforzar la sensación de que el impulso había desaparecido casi de la noche a la mañana.

Quedan 9 partidos para decidir la carrera de la Liga de Campeones

No sorprende que el equipo que ocupa el segundo lugar haya tenido el desempeño más consistente de todos los equipos por debajo del PSG. La derrota del Brest ante el Reims durante el fin de semana fue la primera en la liga desde que perdió ante el AS Monaco el 5 de noviembre. Sin embargo, el Lille OSC ocupa el cuarto lugar del calendario y otra derrota podría dejarlos fuera por completo de los lugares de la Liga de Campeones.

Esto es para un club dirigido por Eric Roy, que nunca terminó por encima del octavo lugar en la liga y solo dirigió una vez antes de asumir el cargo entre 2010 y 2011. Son tiempos sin precedentes. Las largas filas pueden crear desafíos incluso para los grupos de perseguidores más estables.

Este es un problema al que se enfrentan todos los equipos que actualmente compiten por el primer puesto, ya que incluso un ligero rendimiento inferior puede hacer que un equipo descienda de la tabla, como le ocurrió al OGC Nice. Los antiguos líderes de la liga estuvieron invictos hasta diciembre, pero la derrota ante el FC Nantes inició una cascada de dominó, con el club cayendo al sexto lugar este fin de semana después de perder ante el Montpellier HSC, que lucha por el descenso.

Por otro lado, hay equipos como el Marsella, que actualmente aspira a ampliar su racha de cinco victorias consecutivas tras un cambio de entrenador. Se trata de un ataque con la vista puesta en el importante partido contra el Rennes, que se posiciona justo detrás del Niza y estará en la carrera por un lugar en la Liga de Campeones.

Esto significa que la clasificación europea de la Ligue 1 ya no estará determinada por el desempeño de los equipos durante la mayor parte de esta temporada, sino que dependerá de los equipos que puedan mejorar en los nueve partidos restantes. Las posibilidades de carrera son amplias y la posibilidad de éxito es ahora.

GFFN | nick hartland





Source link

Leave a Comment